[Vidéo] Esquí – 1 CONSEJO para nieve DURA, HELADA o de CAÑÓN

 

Esquí – 1 CONSEJO para nieve DURA, HELADA o de CAÑÓN

 


Haga clic aqui para ver la transcripcion del audio

Hola a todos, bienvenidos a este nuevo vídeo. Hoy hablaremos de un punto crucial en pendiente inclinada, en nieve dura, helada, y es la flexión. Os lo mostraremos en una pista negra porque es ahí donde es super importante, y como utilizarlas justamente para que juegue a nuestro favor, y que no cometamos el error de no hacerlo.

Aquí entraremos en un perfil de pista azul antes de llegar a la pista negra, y comenzaremos a entrenarnos. A partir del medio hasta final del giro empiezo a tener la intención de flexionar la pierna exterior, la pierna derecha para un giro a la izquierda, y la pierna izquierda para un giro a la derecha, para aligerar la presión, porque las fuerzas se acumulan, y ser más suaves con este apoyo. Venga, vamos.

Posición de base, en paralelo, flexión de tobillos, caderas y rodillas, los hombros un poco hacia a delante y los brazos separados del cuerpo. Haré giros largos para mostrároslo bien, y bueno, aquí, medio-fin, medio-fin, medio, así que flexiono las rodillas, flexiono para eliminar la presión, así.

Hop, flexiono, flexiono, flexiono, flexiono, flexiono. Y bueno, aquí nos hemos entrenado para eso, y aquí llegamos a la pendiente, pendiente negra, y aquí lo que será importante es mantener la posición durante todo el giro, Arnaud va a seguirme en lateral. Aquí derrapamos, ponemos los esquís planos. Bueno, quería hacer estos dos giros para mostraros hasta que punto la nieve… vamos hacia un lado, la nieve, se engancha y está helada. Así que si mantengo un apoyo importante, un apoyo, es decir, si mantengo una pierna estirada con este tipo de nieve, el esquí tendrá demasiado presión y se nos escapará. En cambio, si al final del giro me aligero flexionando la pierna exterior, anulare esta presión y podré empezar el próximo giro derrapando sin coger velocidad.

Para mostrar lo que os digo, mirad este esquiador, que mantendrá una pierna estirada durante el giro y veréis la consecuencia. Así que aunque la pendiente es empinada y que manifiesta las primeras características de lo que puede ocurrir en las pendientes empinadas y con una nieve que se engancha y a la vez es muy dura y puede derrapar muy rápido. Aquí tiene una posición muy, muy hacia atrás, así que estirará la pierna. Es el objetivo de este vídeo, este famoso reflejo. Y aquí vemos bien esta pierna estirada, y el esquí tiene poco ángulo en esta pendiente para, para comenzar a hacer, a derrapar y a agarrarse a la nieve, así que resbala, resbala, aquí empezará a bloquearse, aquí se agarra, y por qué se aggara, simplemente porque el esquí se coloca a través de la pendiente, ce centrará y crac, se aggarará. ¿Y por qué no se ha centrado antes? Porque estaba colocado hacia atrás, no se ha centrado sobre los esquís y el esquí no ha podido reaccionar. Y lo que pasa cuando reacciona un poco, la pierna se mantiene estirada, no hay absorción, no hay suavidad en ese apoyo, tal y como decía, y veremos como el esquí, pam, se va en ese momento. Veamos. Paf. El esquí se va, es realmente de lo que hablábamos, son todas las consecuencias, es decir que el esquiador va hacia abajo en lugar de dirigirse hacia el lado de la pista, lo que llamamos un desplazamiento lateral, y ese desplazamiento lateral es lo que permite los giros bien redondos y controlar bien la velocidad. Porque si no, bajamos perdiendo altura demasiado rápido, y, hop, hacemos el giro, el próximo giro hacia abajo, y cuanto más hagamos los giros hacia abajo, más velocidad cogeremos.

Ahora, cuando iniciamos el giro, la pierna exterior izquierda, en esta ocasión, que me llevará hacia la derecha para el giro a la derecha, veis, aquí es importante tener la intención de flexionarla. Bueno, no me veréis flexionándola hasta el punto que la rodilla esté flexionada y la cadera izquierda también y eso es todo, para nada. Pero la intención es ser, flexionar esa pierna de forma ligera, unos centímetros, y sobre todo permite mantener el esquí en ángulo con respecto a la nieve, así que podemos darle ángulo más fácilmente al esquí respecto a la nieve cuando tenemos una pierna flexionada que con la pierna estirada.

Y aquí la consecuencia es que tenemos un desplazamiento lateral hacia la derecha, y no un esquí hacia abajo y un esquiador que va hacia el bajo de la pista, que pierde altura y que acelera porque se va hacia abajo. Aquí hay un verdadero desplazamiento hacia la derecha, y luego mirad, empiezo el giro aquí, así, y aquí tengo, está claro que bajo, pero tengo un desplazamiento, así, aquí lo vemos bien, este desplazamiento lateral hacia la izquierda. Y bueno, si me preguntáis como controlar la velocidad, realmente una de las razones es esta. Hop. Tendremos una pierna flexionada, un esquí que se agarran, y entonces un esquí que mantiene el ángulo, que no tiene presión de más, que no se irá hacia abajo, que no nos hará cambiar de dirección, así, y aquí nos lleva hacia el otro lado, y así una vez más. Y aquí tenemos giros bien redondos y utilizamos mucho más espacio lateral, controlando la velocidad.

Muy importante, la sobre-presión en este tipo de pista, la pendiente es fuerte, muy fuerte, la gravedad nos lleva hacia abajo y tendríamos tendencia a plantar el esquí que además resbala, a ponernos así y aguantar con fuerza con la pierna estirada, lo que como consecuencia nos hará derrapar. Sin embargo aquí, si nos aligeramos un poco al final del giro, el centro de gravedad es bajo, derrapamos un poco, cogemos velocidad, controlamos el derrape y la dirección.

Bueno, gracias por haber visto este video. Como siempre, dadle a “me gusta” y decidme en los comentarios si os ha gustado, y compartid este vídeo con alguien a quien pueda serle útil. Y si aún no lo habéis hecho, descargad la guía con siete consejos imprescindibles para progresar en el esquí, que veréis aquí. Y mientras me despido, hasta pronto en un próximo vídeo. ¡Ciao!


 

  •  
    96
    Shares
  • 96
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *